Adiós veroño. Hola Otoño. 11 octubre, 2018

Adiós veroño.

Que te has ido como cada año. Así sin avisar, y sin darme tiempo a despedirme.

Bienvenida lluvia, bienvenido otoño.

Y con él, nuestra lista llena de inspiración de la temporada.

Empecemos por las novias.

Esas que aparecen en octubre y que nos hacen enamorarnos más si cabe que cuando vimos otras al comenzar el verano.

Esta ya la habréis visto seguramente en @casildasecasa. Es Marta. Y la foto es de @pelillosderaton_wedding

Esta otra me gustó porque me recordó a mi amiga Pardavila, cuya boda fue lo más y que pronto veréis en el blog si se decide a enviarme las fotos.(Si me estás leyendo ya sabes, las promesas a mis seguidores son sagradas).

Porque el velo lazo, o el lazo velo me parece todo un acierto, y es una opción muy buena para aquellas novias que no se vean con el clásico velo.

Foto del perfil @theweddingbackstage. Hecha por @alejandragodia con vestido de @mariabaraza

Esta es que es puro Asturias. Y ya sabéis que yo después de cada verano, quiero seguir volviendo el año que viene.

Foto de @diasdevinoyrosas

Y para novias, sus peinados. Como esta compartida por @atodoconfetti

Y no podía faltar en esa recopilación ni diseñadora favorita, Teresa Helbig.

 

Y cambiando de tercio, pero no de temática, continuémos con el tema bodil, y sus puestas en escena.

Esta foto de @hectortorra en la boda de Eugenia y Jaime en Llanes es de morir.

Y ¿dónde comer?

Aquí.

Foto de @jordavoth. Set up styled by @roqueevents

¿Y si hablamos de decoración?

Esta.

Foto de @brdsofafeather

O esta, para el jardín

Foto de @thepropfactory hecha por @bowtieandbellephotography

Y esta otra, para tu cuarto.

Gracias @belenmartinjunco por compartir estas preciosidades 😉

Y como hoy es un día gris, y en estos días una se pone ñoña, terminemos con un poco de exaltación de la amistad, y amigas en camisón y bata.

(Por cierto, mis preferidos los de Namur)

Foto de @oldergarcia

O vestidas de boda. Pero siempre juntas.

Foto de @alejandrasalido

 

« No solo kits para bodas
Después del “Cásate conmigo” »