Cuando cumples 35 1 febrero, 2019

Cuando cumples 35 te cuesta el doble quitarte los kilos acumulados a causa de los polvorones de más que te has comido en Navidad, pero ya no te importa tanto.

Cuando cumples 35, te das cuenta de que el trabajo es para vivir, y no la vida para trabajar. Que hay que disfrutar más, y currar menos, porque lo que al final lo que recuerdas son esos pequeños momentos. Y esos instantes, no suelen tener como escenario la oficina.

Cuando cumples 35 ya te quedan pocas bodas, porque cuando cumples 35 algunos de tus amigos incluso se empiezan a divorciar. Y entonces te das cuenta, al cumplir 35, de que el amor solo es eterno mientras dura.

Cuando cumples 35, quieres volver a los 30. Para que la resaca te dure una semana en lugar de casi dos.

Cuando cumples 35, y además tienes hijos, echas de menos la soledad, salir hasta tarde, o pasar un domingo entero viendo series.

Pero si cuando cumples 35 no tienes hijos, en cierta manera, a veces hasta tienes ganas de dejar de salir y de pasar domingos solo haciendo el vago para pasar a hacer otra cosa.

Cuando cumples 35 sientes que has superado la barrera. Que a los 30 aún tenías tiempo, pero que ahora ya no tienes excusa y que tienes que hacer eso que tantas veces has querido, pero nunca atrevido.

No esperes a los 35, hazlo ahora.

Y si ya has llegado ¿a qué estás esperando?

 

 

 

« Historias de San Valentín
El disgusto de San Valentín »