Que nos quiten lo bailao 30 noviembre, 2018

El otro día a una amiga le robaron el móvil. En un bar. Y sí, estaba un poco piripi. Y no, no se dio cuenta de que le metieron la mano en el bolso. Y sí, la verdad es que la pobre lloró mogollón cuando se dio cuenta de que su Iphone no estaba. Y también ocurrió lo que estáis pensado. Le costó volver a casa. Y juró y perjuró que nunca más iba a beber.

Pero sí, a los dos días, y gracias a Dios ya se le había pasado. Porque se dio cuenta de que estas cosas pasan, y que a pesar de cómo terminó la noche, y quitando ese pequeñísimo e ínfimo detalle sobre lo mal que acabó la cosa, se lo pasó genial. Y estuvo, y seguro también hizo, nuevo amigos. Y bailó. Y saltó. Y rió como nunca. Y a ver quién es capaz de quitarle lo bailao.

Para quitar la resaca, ya estamos nosotros.

Con nuestros kits anti resaca de siempre, o con estos nuevos que acabamos de subir hace muy poquito a la web. Y que podemos personalizar como queráis, tanto en lo que se refiere a contenido como a etiqueta

Y si estáis pensado dar estas monadas como detalle a toda la familia en la cena de Navidad (o a tus amigos, o a tus compañeros de trabajo…), ¡aquí tenéis la versión Navideña!

Cómpralos aquí y encarga los tuyos o personalízalos escribiéndonos a hola@ohmykit.com

« En la salud y en la enfermendad
Cosas del Black Friday »